Desde hace 15 años, en muchos países pero en particular en Italia, España, Austria, USA, Canadá, Francia se está utilizando para lograr estos resultados el ozono médico (0203), substancia que día a día la comunidad científica mira con mayor interés y seriedad por sus efectos favorables en algunas patologías, particularmente en las lesiones causadas por hernias de disco.

En estos pacientes el ozono provoca un importante efecto sobre dos frentes: por un lado y en breve lapso, un efecto bioquímico
que es su acción antiinflamatoria, analgésica, hiperoxigenante y miorelajante, lo cual produce una neta mejoría en los síntomas del paciente; y por otro, un efecto que tarda algo más, que es la deshidratación y retracción del disco intervertebral disminuyendo así el factor compresivo.
En síntesis, los efectos del ozono sobre el sistema biológico son debidos a su acción oxidante.
Una vez introducido el mismo, a causa de su inestabilidad, se descompone iniciando una cascada reactiva con producción de compuestos dotados de un elevado poder oxidativo: los ROS (Reactive Oxigen Species) que se difunden provocando la oxidación de varias substancias presentes en el núcleo del disco intervertebral, prevalentemente mucopolisacaridos, con pérdida de su contenido acuoso. Esto se traduce en una disminución volumétrica del disco por destrucción de su estructura tridimensional, y de esta forma pierde su carácter compresivo sobre la raíz nerviosa y desaparece la sintomatología.
Resumiendo: la inyección de ozono será útil en la fase aguda para dar un rápido alivio a la sintomatología dolorosa, y para eliminar el factor compresivo en el lapso de algunas semanas. Es importante señalar que nuestro grupo de trabajo no ha tenido ninguna complicación con este tratamiento, sobre un total de más de 30.000 pacientes tratados en Italia, España y Argentina.
Ya en el año 2001 hemos presentado ante la comunidad científica internacional, (Xll Congreso Mundial de Neurocirugía, Sydney-Australia), nuestros resultados sobre 6.665 pacientes tratados, con resultados excelentes en un 81,9% de los casos:
“Intradiscal Injection of Oxigen Ozone for the Treatment of Lumbar Disc Herniation: Resul at 5 years”
Alexandre, A., Buric, J, (Italy), Giocoli,H, ( Argentina); Salgado, M., Murga, M, (Spain), - Proceedings 12th World Congress of Neurosurgery-284-288. (EDITORS: G.A.J. McCulloch, P.L. Reilly).
Estimamos que es un tratamiento complementario importante, libre de efectos secundarios, incruento, y que aún en el caso de no tener éxito, no impide al paciente el acceso a todos los procedimientos quirúrgicos y/o medicamentosos actuales. La estructura anatómica de la región permanece intacta, o aún mejor, con mayores posibilidades, dada la mejor vascularización de la zona en conflicto, para recibir los beneficios de cualquier tratamiento posterior.
 
Procedimiento
Infiltraciones paravertebrales
Para modificar la intoxicación acida del nervio se proceden a efectuar aproximadamente 8 aplicaciones de 0203, numero arbitrario, pues cada paciente tiene reacciones diferentes, pueden ser mas o menos de acuerdo a la respuesta de cada uno, el gas es una mexcla de oxigeno-ozono a una concentracion baja (entre 15 y 20 microgramos por mililitro), mediante una infiltración en los musculos paravertebrales, como ejemplo practico, es exactamente igual a una inyeccion intramuscular e indolora, al nivel del disco herniado (cervical o lumbar-el ozono difunde). Se pueden realizar una o dos infiltraciones semanales según criterio medico y/o necesidad del paciente.
 
Discólisis
Es importante que el paciente este en conocimiento del tratamiento al que sera expuesto. No pocas veces el éxito o no del mismo depende de la colaboración en forma particular en el postoperatorio inmediato (post discolisis). No por sencilla y exenta de riesgos no hay que perder de vista que es una cirugía mínimamente invasiva.
La discólisis que se realiza en un tiempo intermedio entre las infiltraciones, consiste en introducir una aguja especial (Chiba 22 G-B.D) hasta entrar en el disco a tratar guiados por un intensificador de imágenes que nos muestra en forma constante el desplazamiento y localizacion de la misma, aqui la precision es fundamental, pues debemos llegar exactamente a la mitad del disco lesionado. Se inyectan entonces 30 a 50 mg/ml de una mezcla de oxigeno ozono (a una concentración de 50 microgramos por mililitro). En los pacientes en los cuales el cuadro clinico y neurradiologico lo sugieran, inyectamos 3 cm3 del gas en el foramen de conjugacion, esto es particularmente util en los casos de patologia artrosica o en el sindrome cicatrizal post quirurgico. La discolisis metodo incruento y sin contraindicaciones de ninguna especie puede repetirse (y en ocasiones debe repetirse) las veces que fueran necesarias hasta la curacion total.
El procedimiento, de unos 20 a 25 minutos de duración, se hace bajo sedación anestésica (pues en este caso la infiltración con una concentración alta de la mezcla y la distensión del disco pueden producir dolor. Esta es una anestesia muy corta, sin intubación, y de ningún riesgo, de la cual el paciente despierta inmediatamente sin ningún tipo de molestias. Luego se lo traslada a una sala de recuperación donde se lo controla y en 3 ó 4 hs es enviado a su domicilio.
En Europa permanecen internados por 24 hs, hecho que consideramos de todo punto de vista innecesario, ya que no brinda ningún beneficio extra para la evolución del paciente.
Luego de realizado el procedimiento, se indica reposo absoluto por 48hs, en su domicilio, en cama o con desplazamientos mínimos, y obviamente sin realizar ningún esfuerzo que implique esfuerzos de la columna, y reposo relativo por 15 a 20 dias, en la cual poco a poco el paciente va retomando sus hábitos cotidianos, y al cabo de los cuales se completa el tratamiento con 3 ó 4 infiltraciones paravertebrales, con lo cual en el mayor número de casos se da el alta definitiva.
 
La experiencia no ha enseñado que la parte mas difícil de todo el tratamiento son estos 15 dias de “reposo relativo”.No hay ningun parametro fijo para permitir o prohibir algun tipo de actividad: lo fundamental es evitar todo esfuerzo que comprometa a la columna: no efectuar movimientos bruscos, no permanecer de pie, no sentarse en sillones mullidos, sí sentado en sillas con la espalda en ángulo recto y dormir en decutito lateral (de costado). Aqui es donde el cirujano no puede llegar aún con la más minuciosas explicaciones, y es donde el buen juicio y criterio del paciente, y su comprensión del tratamiento ayudan enormemente y pueden hacer la diferencia entre un éxito o un fracaso.